Grandes Empresas como Facebook, Twitter, AirBnb, Dropbox, Instagram y LinkedIn, comenzaron implementando distintas metodologías de Growth Hacking, y han logrado aumentar el valor de su marca a grandes escalas.

Podemos decir que el Growth Hacking es una nueva forma de comenzar un negocio Online, pensado para nuevas empresas (Start Up), que combina técnicas de Análisis, Creatividad y Curiosidad para hacer crecer el número de usuarios.

Muchos proyectos utilizan estas nuevas técnicas para lograr identificar nuevas formas de crecimiento, independientemente de las acciones de Marketing que utilizan para hacer crecer su negocio. Teniendo en cuenta que la falta de recursos es una constante en las start up, el growth hacking se adapta de manera ideal, ofreciendo soluciones creativas con pequeños pasos pero con importantes resultados desde el punto de vista del Marketing.

Las características fundamentales:

Para la implementación de ésta metodología, es necesario contar con al menos 3 características fundamentales:

  1. Poseer un perfil y herramientas analíticas que permitan obtener datos y generar información consolidada para la correcta toma de decisiones.
  2. Ser Creativo, de manera tal de poder implementar acciones de comunicación para lograr un engagement positivo con los usuarios, sin depender exclusivamente de un gran presupuesto.
  3. Utilizar la curiosidad para comprender la reacción de los usuarios respecto a la interacción (o no interacción). Replantearse los ¿Por que? es fundamental para realizar las correcciones necesarias.

Las 5 etapas que aconsejamos seguir:

  1. Comprender que todo proyecto debe encajar con las necesidades del usuario que se pretende alcanzar. Pensar en mejorar el producto antes de trabajar en las campañas de comunicación es fundamental. Testear el producto, buscar opiniones y realizar mejoras son algunas de las acciones.
  2. Encontrar la funcionalidad que hace que el producto en si forme parte del marketing. Esto se puede logra a través de la integración con grandes plataformas como Facebook, donde el uso se comunica en la misma red social.
  3. Viralizar y escalar de manera tal de conseguir que los usuarios se suscriban a través de acciones como períodos de usos Trial, o versiones gratuitas de una aplicación, etc.
  4. Fidelizar a los usuarios existentes a través de distintas acciones, como la mejora en la usabilidad y recompensas, con el objetivo de lograr un crecimiento en las recomendaciones hacia otros usuarios.
  5. Cuestionar lo logrado y volver a comenzar a replantear los objetivos para mejorar el negocio a nuevas escalas.