Ya hemos hablado acerca de qué es el remarketing y los tipos de campañas que se pueden realizar. Hoy daremos algunas sugerencias de acciones concretas que se pueden realizar para mejorar los resultados de tus campañas.


El remarketing es un método utilizado para los usuarios que ya han visitado previamente un sitio web o tienda online y conocen una marca o producto/servicio. El objetivo es crear campañas de anuncios personalizadas para capitalizar sobre ese interés y lograr que avance sobre el embudo de conversión.

¿Cómo hacer remarketing?
Sugerencias para mejorar tus campañas de remarketing:

  • Código de seguimiento. Antes de ejecutar una campaña, se deben instalar en todo el sitio web, las etiquetas. Esto permite que las plataformas publicitarias midan el comportamiento de los usuarios que visitan el sitio web.
  • Construcción de audiencias con base en tres segmentos básicos:
    1. Visitantes del producto. Todos aquellos que han visto un producto o servicio en específico en una página. Esta segmentación coloca a las personas que tienen mayor probabilidad de estar a la mitad del recorrido de compra, pues ya han expresado interés. Sin embargo, requiere de un pequeño impulso para que siga avanzando y logre convertirse.
    2. Carrito de compra abandonado. Este tipo de segmentación incluye a los visitantes que llegaron a una página, agregaron productos al carrito de compra, pero se fueron sin completar su adquisición. Estos usuarios se colocan en la parte inferior del embudo de conversión, ya que hay probabilidades de que tomen una decisión de compra en un futuro cercano.
    3. Conversiones. Aquí se incluyen a las personas que visitaron un sitio, agregaron un producto o servicio al carrito de compra y sobre esa misma línea completaron su compra. Es una gran oportunidad para hacerlos regresar o mostrarles mensajes de ventas cruzadas para complementar sus compras.
  • Limitar la frecuencia con la que se muestran los anuncios porque el remarketing en exceso puede ser una molestia.
  • Personalizar la segmentación de la audiencia: crear anuncios orientados a las necesidades del cliente, con base en el comportamiento de navegación del usuario. Se puede captar a usuarios con diferentes intereses y en distintos momentos del ciclo de compra y así ofrecerles una personalización máxima.
  • Crear listas específicas para usuarios que ya han comprado para hacerles ofertas especiales y/o seguimiento de compra
  • Cuanto más específico sea el mensaje más valor le das al usuario y se tendrá más opciones de convertir las visitas en ventas.
  • Analizar las creatividades y copies que mejor funcionan y renovar periódicamente las de peor performance.
  • Considerar varios canales para una campaña: No hay que limitarse a usar solo un canal o sitio web.
  • Expandir la audiencias en diferentes dispositivos: Hacer remarketing en diferentes canales también incluye distintos dispositivos. Actualmente, los consumidores pasan mucho más tiempo en sus dispositivos móviles.
  • Aumentar tus pujas de CPM (coste por cada mil) para garantizar tener una puja suficiente para seguir siendo visible ante clientes potenciales.
  • Bloquear los sitios con bajo rendimiento, es decir, que no cumplan con los objetivos de conversión.
  • Adoptar las conversiones posteriores a la impresión: Los usuarios que hacen click en masa tienden a distorsionar los resultados; además, en su mayoría, se trata de una audiencia que no es el público target.

El remarketing puede ser muy rentable para un negocio ya que permite ahorrar tiempo y esfuerzos de marketing para generar clientes potenciales de una forma más efectiva. Se puede aplicar prácticamente en todas las plataformas de pago, como por ejemplo Google Ads y Facebook Ads, y el coste de estas campañas es significativamente menor a las de captación, pues se juega con la ventaja que son usuarios que han mostrado interés por una marca y/o productos/servicio.